Las 300 vacantes de este encuentro serán distribuidas entre funcionarios de las Administraciones Tributarias de los países miembros del CIAT, funcionarios de las aduanas de dichos países, agentes públicos integrantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad abocados a la prevención del lavado de activos y contrabando, funcionarios del Poder Judicial y de las diversas áreas gubernamentales vinculadas a la gestión financiera  del Estado, y  docentes universitarios que participen en cátedras relacionadas con las Finanzas Públicas.