Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Argentinas

Keith Rockwell: "Con la reunión de la OMC, la Argentina envía un fuerte mensaje a todo el mundo"


El vocero de la Organización Mundial de Comercio afirmó que observa un cambio de clima en el país y ve signos de recuperación en la economía

 

Por Francisco Jueguen, LA NACION, MIÉRCOLES 30 DE AGOSTO DE 2017

a sorpresa llegó a mediados del año pasado, durante un encuentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Mientras se discutían algunas cuestiones sobre la Organización Mundial de Comercio (OMC), alguien de la delegación argentina dijo: "Nosotros queremos proponer a Buenos Aires como anfitrión". Según Keith Rockwell, vocero de la OMC, todos en la habitación se sorprendieron y sonrieron. "Era difícil imaginar que un año atrás esa propuesta llegara de la Argentina", cuenta en una charla con LA NACION en el hotel Hilton, de cara al encuentro ministerial que se realizará en el país entre el 10 y el 13 de diciembre. No será una reunión más. Es la primera que organiza un país sudamericano, llegarán 164 delegaciones de distintas latitudes y se usarán tres instalaciones: el centro de convenciones porteño, el CCK y el mismo hotel Hilton.

"Con la reunión de la OMC, la Argentina envía un fuerte mensaje al mundo", afirmó el ejecutivo, que habló sobre algunos de los temas que se tratarán, entre ellos los subsidios agrícolas, la facilitación de comercio y de las inversiones. "Mi impresión es que el clima de inversiones es mucho mejor", señala justamente sobre las reformas que impulsa el Gobierno.

-¿Qué podemos esperar de la reunión de la OMC de este año?

-Es difícil decir. Hay mucho temas. Por ejemplo, el de la pesca ilegal. Esto es parte de una negociación muy avanzada. La Argentina es uno de los países que más lo propone desde hace tiempo. Después está la agricultura y ahí los subsidios son un tema muy importante. Hay mucho debate sobre cómo reducirlos, particularmente los de EE.UU. China y la India. En Nairobi, dos años atrás, estuvimos de acuerdo en eliminar subsidios directos a las exportaciones. Pero ahora hay una clase de subsidios relacionados a la producción, que hace que un excedente sea exportable. Hay varios países preocupados. También hay muchas propuestas sobre los accesos a los mercados. Además se discutirá sobre el comercio electrónico, de la protección al consumidor, de los contratos electrónicos y las firmas electrónicas. No estamos teniendo esta discusión con todas las delegaciones que querríamos. También están las inversiones. Hay delegaciones que quieren hablar sobre la facilitación de inversiones, o sea, de cómo crear un contexto que favorezca la inversión. Además avanzaremos con lo que hicimos en 2011 sobre facilitación de comercio. Muchos países usan esto como modelo. La idea es reducir la documentación requerida y eliminar burocracia, con una ventanilla única. Esto es algo que la comunidad de negocios empuja.

-¿Ve mejoras en el país sobre estos temas en los últimos años?

-La Argentina estuvo muy focalizada sólo en los temas de subsidios a la agricultura en los últimos años. Ahora se está focalizando en mucho más. Puede ser resultado del nuevo gobierno o del nuevo contexto que existe hoy en el mundo.

 -¿Qué pasa con China y el reconocimiento o no como economía de mercado a nivel global?

-Es una disputa en la OMC. No puedo comentar. Es un tema importante. Los chinos creen que desde diciembre del año pasado deben ser reconocidos como economía de mercado. No todos los miembros creen lo mismo. Los europeos están hoy en disputa con ellos por eso. Esto se cerrará en un panel de tres personas, que escucharon las evidencias y darán una recomendación, probablemente el año que viene.

-¿Cuán importante es el debate sobre el comercio en el mundo con la irrupción de Trump?

-No quiero hacer referencia a una delegación o a un líder. Pero la retórica proteccionista está creciendo. Y hay muchas razones para esto. Muchas personas en el mundo fueron golpeadas por el comercio. Pero el comercio es esencial. Todos ganan, sobre todo los consumidores. En la Argentina es una buena herramienta para ayudar a bajar la inflación. Los cambios tecnológicos están cambiando el mundo y esto pega en el empleo. No va a cambiar. Hay que adaptarse con más educación.

-¿Cambió la imagen de la Argentina en el mundo?

-Nadie hubiera pensado que dos o tres años atrás Buenos Aires sería anfitriona para la cumbre ministerial. Esto dice mucho de cómo cambió la imagen. Si se mira la economía, parece estar mejorando, saliendo de la recesión. La inflación está siendo controlada. Es muy difícil tener una economía exitosa si la inflación está por arriba del 40%.

-¿La Argentina está en el mapa de los inversores?

-El clima de inversiones es mucho mejor. Muchos de los que antes se fueron sentían que el clima no era amistoso y eso está cambiando.

-¿Cuán importante es para los inversores esta reunión?

-Esta reunión envía un fuerte mensaje al mundo: el país está listo para los negocios, el comercio es importante para la Argentina.

Últimas Noticias