Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

  • Argentina, la rémora del sector externo

Argentina, la rémora del sector externo

 

Bajo las distintas etapas de su historia, todas las crisis económicas del país se originaron en la esfera externa. En la actualidad, una serie de factores encienden las luces de alarma. Entre ellos: el aumento de las tasas de interés anunciado por la Reserva Federal, el proteccionismo estadounidense, y la tendencia creciente del déficit comercial y del de cuenta corriente.

 

Por Noemí Brenta, Voces en el Fénix Nro. 67, mayo 2018

 

El sector externo siempre ha sido uno de los flancos más vulnerables de la economía argentina, a tal punto que las principales crisis económicas del país estuvieron ligadas a las dificultades para atender los pagos internacionales comerciales y financieros.

Frente a estas crisis, la mayoría de los gobiernos implementaron planes de ajuste basados en comprimir la demanda interna y en tomar préstamos del exterior. Estas medidas enfriaban el crecimiento y aumentaban la deuda en divisas, al tiempo que comprometían condiciones de mayor apertura comercial y financiera, agravando la fragilidad del sector externo.

Además, la Argentina padece una condición estructural en tanto que país periférico, que es la restricción externa al crecimiento: cuando el producto bruto se expande, las importaciones de insumos, bienes de capital y servicios aumentan más rápido que la producción y que las exportaciones, y también se incrementa el consumo imitativo del de los países desarrollados, predominantemente importado; todo esto suele derivar en el estrangulamiento del sector externo. La desregulación de los movimientos de capitales y el sobreendeudamiento de las últimas décadas del siglo veinte agravaron este comportamiento. Por esta razón, las políticas cambiarias, financieras y del comercio exterior deben orientar la asignación de este recurso escaso, que son los medios de pago internacionales, en función de los objetivos del desarrollo, el crecimiento y el empleo, procurando establecer las condiciones no solo económicas sino también políticas y sociales, para sortear la restricción externa.

Las caídas del PBI de la Argentina siempre están ligadas a crisis del sector externo. Un recorrido por la historia económica

Las cuestiones del sector externo involucran, por un lado, los intercambios de bienes y servicios, y por el otro, los temas monetarios, incluyendo los regímenes cambiarios, el tipo de cambio, las entradas y salidas de capitales por inversiones y deuda. Esto es muy importante para nuestro país, porque todas las desaceleraciones del crecimiento de la Argentina y sus crisis económicas, las del modelo agroexportador, las de la etapa de sustitución de importaciones, las del modelo rentístico-financiero, se originaron en el sector externo. Cuando la Argentina, o cualquier país periférico, atraviesa una situación de escasez de medios de pagos internacionales para atender sus compromisos externos, decimos que enfrenta una crisis de pagos internacionales; su solvencia externa está en cuestión. El Gráfico 1 muestra la evolución del producto bruto argentino entre 1951 y 2017; todas sus caídas están ligadas a crisis de pagos internacionales, llamadas también crisis de balance de pagos.

Continuar leyendo en el original

 

 

 

Últimas Noticias

Declarado de Interés Nacional

El XXVII Encuentro Técnico, organizado por el IEFPA y la AMFEAFIP, ha sido declarado de Interés Nacional, BO 16/10/2018