Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

  • América Latina frente al freno del comercio mundial

Cuesta arriba: América Latina frente al freno del comercio mundial

El Monitor de Comercio e Integración 2019 refleja una caída interanual de 1,3% en las exportaciones de la región, y no se anticipa una reversión de la tendencia negativa en el corto plazo. Frente a este escenario, se propone apuntalar las estrategias de diversificación.


Boletín BID- INTAL, Noviembre 2019
 

El pasado 14 de noviembre se presentó vía livestreaming el Monitor de Comercio e Integración 2019. El informe anual del INTAL-BID analiza la coyuntura del comercio de América Latina y Caribe para el primer semestre del año, identificando los factores determinantes de la evolución reciente y los riesgos presentes en la misma.

Las exportaciones de América Latina y Caribe registraron en el primer semestre de 2019 una caída interanual de 1,3%. El índice adelantado de las exportaciones de ALC, incluido en el informe por primera vez, no anticipa una reversión de la tendencia en el corto plazo. De esa manera el año cerraría en terreno negativo, por lo tanto, se espera que las exportaciones de la región cierren el año mostrando una contracción, por primera vez desde 2016.

Los precios de exportación, que habían impulsado la expansión de las ventas externas durante el bienio previo, fueron en gran parte responsables de la contracción de 2019. En el primer semestre de 2019 cayeron 2,4% luego de crecer 4,6% durante 2018. El cambio de tendencia estuvo determinado, en mayor medida, por la cotización del petróleo, en un contexto de débil desempeño generalizado de los mercados de los productos básicos.

Los volúmenes exportados se desaceleraron. En 2019 crecieron 1,2%, luego de hacerlo a un ritmo de 4,0% durante 2018.  De todas formas, la desaceleración fue menor que en el resto del mundo, aunque el resultado se debió principalmente al desempeño de México.

Continuar leyendo Aquí

 

 

Últimas Noticias

El impuesto PAIS sube en cuarentena

Es el único ingreso tributario que crece. En junio llegó a representar el 10% de lo que recauda el IVA por el récord en las compras de divisas