Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

Finanzas públicas

Una guía con “las mejores prácticas” para renegociar la deuda

 

Darío Epstein, Clarín, Domingo 9 de febrero de 2020

Argentina tuvo un problema de liquidez, pero a esta altura ya tiene un problema de solvencia. Luego de más de 10 años sin crecer y con la economía estancada, es muy difícil apelar a la iliquidez como argumento para convencer a los bonistas o a los gobernadores y legisladores locales. ¿De dónde saldrán los recursos para saldar, antes o después, los US$340.000 millones de deuda?

Antes repasemos la diferencia entre “liquidez” y “solvencia”.

La liquidez es la capacidad que tiene una entidad (o país) para obtener dinero en efectivo y así hacer frente a sus obligaciones a corto plazo. Por otro lado, la solvencia es la capacidad que tiene una entidad (o un país) para devolver hoy, o en el futuro, las deudas que ha contraído o que planea contraer.

Para Argentina los tiempos juegan en contra y, lejos de poder conseguir financiamiento que otorgue liquidez, nos acercamos a un serio problema de solvencia porque se acaban las reservas. ¿Qué pasó?

Argentina tomó mucha deuda nueva entre 2016 y 2018. El gobierno anterior, apenas asumió, hizo un buen trabajo para convencer a los mercados que ahora el país era una historia de éxito. Existía un plan para bajar el déficit, normalizar la inflación y aumentar la inversión.

Pero el crecimiento nunca llegó, el déficit no bajó y la inflación subió. Esos mismos inversores son los que 2 años después cortaron el crédito al país y ahora escuchan una historia de deterioro y malestar.

De las conversaciones que escuchamos con inversores, logramos sacar dos observaciones.

La primera es que ellos piensan que Argentina tiene bases y recursos para ponerlos a trabajar y generar crecimiento, pero eso lleva tiempo, mucho esfuerzo y cambios estructurales que parecen estar muy lejos. Los viajes del presidente Alberto Fernández son muy positivos. Se reunió con líderes mundiales, explicó sus ideas y entendió cómo piensan ellos. Acercarse la mundo es fundamental en esta etapa.

La segunda observación es la demora del “Plan Económico”. Los inversores asumen que ese plan existe, pero desconocen el más mínimo detalle. Debe estar claro que si vamos a pedir facilidades de pago, debemos mostrar de dónde saldrán los recursos a futuro. Esto espantaría los fantasmas de la falta de solvencia. Por esto, hasta que no se conozca el “Plan Económico”, la capacidad de pago de la Argentina continuará estando en duda.

Continuar leyendo Aquí

 

Últimas Noticias

Una mochila que sigue pesada

La presión impositiva y las normativas vigentes frente a un escenario dedesgaste por la cuarentena

Agenda de Actividades On Line

Detalle de las próximas actividades virtuales propuestas por el IEFPA y la AMFEAFIP, y enlaces a las conferencias realizadas