Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

  • Los acuerdos comerciales de América Latina

11.300 millones de dólares al año: la factura que paga América Latina por no tener un único acuerdo comercial

 

El BID estima en un 3,5% el potencial de creación de comercio al que la región renuncia por no unificar sus 33 pactos de libre cambio o de trato preferencial

 

Por Ignacio Fariza y Federico Rivas Molina, El País (España), 29 de mayo de 2018

 

 

La integración comercial es uno de los grandes mantras latinoamericanos de los últimos tiempos. Depender menos de las ventas a terceros países y más de los envíos a sus propios vecinos es una de las grandes metas, solo muy parcialmente cumplidas, de las principales economías de la región. Ese anhelo pasaría por dejar de lado la pléyade actual de acuerdos de libre cambio en favor de un solo tratado que uniese todo el subcontinente, desde Ciudad Juárez hasta Cabo de Hornos. Las cuentas salen: los flujos comerciales crecerían hasta en 11.300 millones de dólares —un 3,5% de aumento—, según un estudio presentado este martes por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), uno de los más completos de cuantos se han publicado hasta la fecha.

Aunque casi el 90% de lo comerciado en América Latina y el Caribe ya está libre de aranceles, un único acuerdo latinoamericano tendría efectos positivos de segunda ronda: los intercambios de bienes intermedios —que se incorporan a los bienes exportados— repuntaría un 9%, fortaleciendo las hoy débiles cadenas regionales de valor. Y las exportaciones de productos terminados, por su parte, aumentarían entre un 1% de los productos mineros en los países andinos hasta un 21% de los bienes agrarios centroamericanos, pasando por un 8% de las manufacturas mexicanas.

"Es difícil de comprender que las tres grandes economías de la región, Brasil, México y Argentina, sigan sin tener un acuerdo comercial", remarca Mauricio Moreira, economista jefe del sector de Integración y Comercio del BID. "Representan, conjuntamente, la mitad del PIB de toda América Latina y el Caribe. Pero el comercio entre sí apenas suma el 8%". "La clave está en que estos tres países puedan integrarse entre sí", profundiza Ignacio Bartesaghi, director del departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica del Uruguay. "Sin embargo, no creo que haya la suficiente voluntad política para hacerlo".

Latinoamérica se divide hoy, a grandes rasgos, en dos grandes bloques comerciales y un sinfín de pequeños tratados. La Alianza del Pacífico (que integra desde 2011 a México, Colombia, Perú y Chile) y Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) suponen más del 80% del PIB de toda la región. Aunque este abanico de pactos logró incrementar en un 64% los intercambios intrarregionales, sus beneficios no estuvieron —según los técnicos del BID— "a la altura de lo que un mercado de cinco billones de dólares podría ofrecer". Tampoco consiguieron que el subcontinente diese un verdadero salto de competitividad a escala global.

Continuar leyendo en el original

Últimas Noticias

De cumbres y abismos

La inestabilidad, el sesgo inflacionario y el fantasma de la crisis a la vuelta de la esquina son más que simples problemas macro

Doble tributación

El Senado brasileño aprobó un cambio impositivo que le da ventajas a las empresas locales de software y contabilidad